CAZABA HALCONES PDF

Mauricio sobrenatural dijo Bueno, al igual que a todos a mi tambien me encanto el libro; me parecio divertido y tambien impresionante al reflejar la realidad de la democracia y la politica en el pais. Me encanto cuando Mati y Gabriel al fin estuvieron, era cuestion de tiempo y mi amiga tambien me dijo que el papa moria pero como siempre me arruina los finales del libro decidi no escucharla. No se si sabras que se esta haciendo un concurso que se trata de ambiarle el capitulo final de tu libro Bueno depsues me respondes, ya que yo estoy concursando p. Te lo agradezco!!

Author:Kecage Gukasa
Country:Saint Lucia
Language:English (Spanish)
Genre:Politics
Published (Last):8 January 2018
Pages:321
PDF File Size:8.9 Mb
ePub File Size:14.34 Mb
ISBN:573-9-22677-182-9
Downloads:96813
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Julmaran



Conozco a Gabriel, yo y mi hermana, somos casi hermanas de l, su madre se cas con nuestro padre. Nosotros vivamos separados; por lo menos desde hace cinco aos; yo, mi hermana, mi madrastra, a la que llamo madre y mi padre Mario, su esposo, es mi padre biolgico, nos encontramos a la vuelta de su casa, l por su parte vive con su pap.

Es mejor que comience por hablarles de Edin, Gabriel le conoci antes que nosotras, pero ambos concordamos en ciertos puntos, Edin cazaba halcones en la azotea de su edificio; se quedaba quieto, tendido, boca abajo, oculto, dentro de una covacha construida con maderas y cartones recogidos en los techos.

Usaba dos o tres palomas como carnada; las ataba por las patas, a una antena de televisin y las dejaba sobre el piso, moribundas y silenciosas. Luego se recostaba y aguardaba, por una rendija de su covacha, divisaba al ave que haba venido desde el otro lado del ro, divisaba al halcn.

Mi hermana es un escndalo, tiene el pelo castao muy cortito, la nariz de ratona, los dientes grandes, los ojos de color caramelo, es de esas chicas que desarrollan lo fsico antes que lo psicolgico, ronda los dieciocho, yo por mi parte tengo en cuerpo suficiente para mi edad, adems soy un esprrago, la diferencia radica en que yo si tengo cerebro, o por lo menos lo uso con propiedad, a mi me adivinan la edad en un abrir y cerrar de ojos gracias a mi habilidad de hablar, tengo cerca de diecisiete, soy un ao menor.

Gabriel, estoy segura est algo enamorado de mi hermanita, es que ella es tan coqueta, no he visto chico que no se le acerque, pero cuando habla ellos descubren que no es lo que buscaban, porque para ser sincera tiene un cerebro de pollo. Gabriel, como deca siente algo por ella, pero como es su media hermana y no naranja, se conforma, dicho sea de paso es por eso que ahora vivimos separados, Gabriel iba tener conflictos en su adolescencia, mientras que una lo atormentaba con su cuerpo, otra con conocimientos.

A Edin lo conocimos casi al mismo tiempo, despus Gabriel nos dara algunos detalles; nos coment que esa noche Edin usaba unos jeans negros gastados, un polo blanco, este s pulcro, con un imperdible pinchado sobre el corazn, y se abrigaba con una vieja casaca de cuero negro. Gabriel pedaleaba por la pista, quizs regresaba del club, no recordaba bien. Nos cont que lo ms le impact fue, el halcn que se aferraba a su brazo.

Un ao atrs, el municipio haba prohibido que se tuviera en cautiverio a cualquier ejemplar, precisamente porque la moda de tenerlos en casa incrementaba la amenaza de su extincin. Todava recuerdo, cuando Gabriel quera uno, se lo pidi a su padre, pero este se neg, dijo que le daban asco las gallinas, que era su definicin de ave, con pico, con plumas, que apestara; entonces l acudi a m, despus de que me contara lo de su padre le respond con una negacin, a su padre no hay que discutirle; entonces se dio por vencido.

Tuvieron una pequea conversacin su sentido era la compra por parte de Gabriel, y la venta por parte de Edin, del halcn, pero fue interrumpida, por un auto a toda velocidad que casi se los lleva de encuentro, y de la que Edin apart a Gabriel. Yo que siempre me asomo a la ventana por las tardes, me gusta sentir el aire, esa noche vi el carro doblando la esquina.

No eran tan melosos, he visto peores pero me dan repulsin los hombres, de mi edad y dos o tres aos mayores sobretodo. Bueno mientras en casa se encontraban los tortolitos, me volva a asomar a la ventana. Lo que vi Gabriel nos lo especific, Edin quiso conocer al hijo del general a lo Gabriel replic, pero al final aparecieron doblando la esquina, lo que vi era a dos chicos uno mi casi-hermano, con su bicla y un tipo raro con un halcn en el brazo, se arrodillo y le puso algo a Gabriel, no s qu era, lo que s es que despus de un rato Gabriel tena al halcn en su brazo, y Edin se acercaba, se puso detrs del coche, saco algo de su bolsillo y pinch las llantas con eso, yo imagin que era algo filudo, y que haba cortado las llantas, me met un poco para que no me vieran, y me re, Vaya sorpresa se iba llevar aquel enamorado!.

Despus de pararse, le dijo algo a Gabriel, y ambos se acercaron al telfono pblico. Me volv a asomar y vi como Edin, le dejaba el halcn y se iba, y Gabriel desapareca doblando la esquina.

El enamorado, se tiraba, o por lo menos pareca, tirarse de los pelos mientras vea las llantas de atrs todas desinfladas. El tipo se fue molesto, y yo le dije a mi hermana que aquel no le convena, pero no le dije l por qu. Despus de eso, solo s que esa noche, Gabriel puesto al halcn en el cuarto de servicio; y a la maana siguiente su padre lo encontr cuando buscaba unos binoculares. Yo siempre me he levantado temprano, ese da no iba ser la excepcin, mi madre antes de ir a trabajar llam a Gabriel.

Ha debido trabajar con mi revista. Cuando llegue, dile que quiero hablarle- la pregunta ms obvia, Por qu no lo llamas al celular? Dile eso Vienes a cenar en la noche?

Si su padre haba lanzado una bomba, la abogada era una mona, se supona seria, pero era ms graciosa. Mati sali del cuarto cambiada y coqueta, y cuando volte a avisarle a mi madre, no la encontr. Porque le reventaste las llantas? Te gusta impresionarme.

Jams iba a cumplir eso era demasiado apresurada e impaciente para esperar. Llegamos y toc el timbre, el portero nos abri en un ratito, entramos, subimos y tocamos su puerta, nos abri en bata. Casi me tapo los ojos pero creo que habra sido demasiado grosero. Casi me mata. Lo hizo a propsito.

Gabriel me mir pero continu -Ese tipo me jalo hacia la vereda y evito que me atropellara tu cromagnon -Un halcn? Y yo no entiendo, nunca voy a entender, por qu a las chicas les gustan tanto los estpidos - A mi no- puntualic rpidamente, y agregu- parece que alguien est un tanto celoso- me miro con mara cala, y yo le guie un ojo. Que te invite a comer, a salir, al cine? Eso es amabilidad?

Te viene a visitar con un guardaespaldas, l mismo una pistola. No tiene nada mejor que hacer? A qu se dedica? Y ah volvieron a desviarse del tema. Pero los interrumpi el timbre del intercomunicador. Gabriel se par fue a la cocina y contest. Si yo llegara a decir en voz alta Camotes! Todava o como le deca Pasa. Entonces entr y vi a Mati echada en la cama y a mi sentada en una silla.

Tuvieron no se d que exactamente, de lo que estoy segura es de que llamaron por telfono, a amenazar al padre de Gabriel. Y de que Gabriel se meti y averiguo el paradero de la llamada. Entonces paso Mati abri la puerta y se escabull, iba detenerla, pera la segu.

Edin estaba parado contra el refrigerador tomando una cerveza, y Mati se acercaba, entonces me apresure y me puse a su lado. Gabriel nos present, y Mati risuelta pidi una cerveza Mir a Edin y dijo: -O sea que es tu halcn- no estaba preguntando, sino refutando. Luego de que Mati apodara a Edin como El cuchillero de llantas, l pregunt: -Son tus hermanas?

Edin se acerco a la puerta del cuarto de servicio en cuyo interior estaba el halcn y la cerr. Luego camin hacia la sala y se sent en la alfombra, apoyando la espalda contra el sof.

Nosotros lo seguimos. Y nos acomodamos alrededor. Conversamos bastante tiempo, sobre algunas cosas. Entonces Mati y yo nos pusimos curiosas, y entre pregunta y pregunta, se acabaron las cervezas.

Pero le insistimos, as que comenz su historia. Su infancia haba sido difcil, su padre se haba ido al extranjero a conseguir trabajo, y su madre, administraba un quiosco de peridicos, y estudiaba para ser profesora. Su padre regres, cinco o seis aos despus, decidido a comprar y vender de todo.

Los domingos, el padre sola llevarlo a caminar por el bosque, cruzando el ro por un puente artesanal, que haban acho sus antepasados, personas que haban vivido all y que utilizaron el bosque para cazar y sacar lea. Ahora eso estaba prohibido, sin embargo muchos hijos de la ciudad, se sentan herederos de la costumbre nativa de ir a capturar presas al bosque.

El padre de Edin era uno de estos. Cruzaron el puente un domingo, muy temprano. Siguieron la marca de unos venados, pero se sorprendieron al encontrar un claro artificial, donde hombres con maquinaria haban talado y limpiado, ms de quinientosm2.

El padre se haba indignado, le dijo a Edin que tena que hablar con aquellos hombres, y que se quedara en ese lugar, oculto entre la maleza. Se recost en un rbol con los ojos cerrados, y cuando los abri ya no estaban ni los hombres, ni su padre. Se decidi en que nadie iba a buscarlo, entonces camin, por donde crea haber venido.

Muy pronto se dio cuenta de que estaba perdido. Cuando la noche se le iba a caer encima, y pensaba en que no regresara a su casa y se lo comeran los animales salvajes, alguien le habl Qu haces aqu?. No s cmo ir a mi casa- dijo Edin -Ests jodido Edin lo sigui, hasta que apareci alguien ms, Jons se llamaba.

Le refuto que haca ese nio, y porque no lo haba encaminado. Le pregunto a Edin que haca all, pero l solo supo responder que no estaba su padre y que se haba perdido. Edin se fue con ellos, se reunieron con tres chiquillos ms.

Cenaron, y se acostaron temprano, puesto que no haba nada que hacer. Pero antes de dormirse, Jons le cont a Edin que ellos no podan volver a la ciudad porque los perseguan. Y que un hombre, los haba ayudado a adaptarse al bosque y a vivir de l, claro que ese hombre ya estaba muerto, y Jons le enseo la tumba a Edin. Al da siguiente, Jons lo llevo hasta el filo del bosque, cerca del puente y se separaron. Esa fue la historia que nos cont. Creo que quera que se fuese.

Gabriel lo sigui se acerc al cuarto de servicio abri la puerta y sac al halcn. Mati dijo algo como que era triste que un animal tan hermoso estuviera preso. Todos estuvieron de acuerdo con ella, Edin se acerc a la ventana de la cocina, la abri, y solt al halcn.

Pidi una cerveza para celebrarlo, pero Gabriel le dijo que no haba. Entonces son el timbre, y Gabriel nos dijo que tenamos que irnos, porque iban a limpiar.

Pero son el telfono, era su padre, le cont lo de la amenaza, lo del halcn que ahora era libre. Despus se dirigi a la puerta, Mati pregunto adnde iba, a lo que Gabriel respondi a la casa de su madre. Edin haba estado molestando con que quera cerveza, pero Mati ya le haba dicho que nadie que fuera menor tomaba cerveza en esta casa. Mati jams haba notado el fastidio de los dems, sobre todo cuando le pregunt a Edin que haba estado haciendo por nuestra zona, a lo que le dijo que quera pasear por una ciudad que tambin era suya Con un halcn en el brazo?

Luego Mati se puso de pie y se fue a traer algo de comer, y Gabriel la sigui, a lo que yo me quede sola con Edin. S que Mati volvi a preguntar qu era lo que Gabriel tena contra su enamorado, y que este dijo que los imbciles le producan urticaria.

En ese momento los cuatro escuchamos el telfono. Era el padre de Gabriel. Gabriel recogi de la mesa la computadora y se dirigi la puerta.

EXAMEN DES PAIRES CRANIENNES PDF

Él cazaba halcones de Javier Arévalo

De un incidente con el halcn, surgen una serie de casualidades y acontecimientos raros que terminan en una gran amistad. Gabriel tambin tiene a su hermanastra Mati, hija de su madre y su padrastro. Entre ellos existe algo ms que una relacin de hermandad y cario, nuestro protagonista tiene muchos aos, enamorado profundamente de ella, sin embargo es algo tmido por lo que no se atreve a admitirlo. La relacin de Gabriel, con su padre Matas, implica mucho cario y amor, en reiteradas ocasiones el joven menciona que su padre es considerado un loco por la sociedad, al meterse tanto en la poltica y mencionar esas cosas que son prohibidas por el gobierno. Matas Rodrguez se puede ver en el trayecto de la historia como un hombre al principio algo fro y serio, pero muy amoroso, as como un filsofo, intelectual y culto hombre.

CAMPANII DE RELATII PUBLICE BERNARD DAGENAIS PDF

Él cazaba halcones

.

Related Articles