ALMUERZO Y DUDAS MARIO BENEDETTI PDF

If you do not receive your renewal application, you must. If you want to Download Havij 1. Internet Download Manager 6. Combining online teaching tools, management software and multi-channel. Comes with new easy-to-use interface with drag-and-drop simplicity.

Author:Mushicage Faejas
Country:Argentina
Language:English (Spanish)
Genre:Technology
Published (Last):19 October 2008
Pages:36
PDF File Size:7.65 Mb
ePub File Size:10.73 Mb
ISBN:353-2-99383-563-9
Downloads:83089
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Bajora



Se ajust la corbata, se acomod el gacho. De pronto vio la imagen de la mujer junto a la suya. La mujer sonri y le tendi la mano. Pero sal en comisin. Yo no hago ms este camino. Ahora suelo bajarme en Convencin. Se alejaron de la vidriera y caminaron juntos. Al llegar a la esquina, esperaron la luz verde. Despus cruzaron.

O tambin esta vez se va a negar? Claro que no s si est bien. Tomaron por Colonia y se detuvieron frente a un restorn. Ella examin la lista, con ms atencin de la que mereca.

En el fondo haba una mesa libre. Despus de examinarlos durante unos minutos, el mozo se acerc. Pidieron jamn cocido y que marcharan dos churrascos. Con papas fritas. Eso de que es casado y qu s yo. Ella puso manteca sobre la mitad de un pancito marsells. En la mano derecha tena una mancha de tinta.

Usted y yo. Es tan difcil. Sin embargo, nos hemos dicho muchas veces las mismas cosas. O de las mismas, pero sin engaarnos? Pas una mujer hacia el fondo y salud. A esa que pas? A su mujer. Por primera vez, los msculos de la cara se le aflojaron. No tan linda como usted, claro. Yo s cmo soy. Mir a ambos inquisidoramente y acarici la servilleta. Gracias, dijo l, y el mozo se alej. Entonces ella se mir las manos. Mire qu mugre La mano de l se movi sobre el mantel hasta posarse sobre la mancha.

Ella se dedic a mirar el plato y l entonces retir la mano. Luego mordi el trocito de jamn. Ella no dijo nada. Con esos retoques ya no sera usted. El mozo llev los platos, demorndose. El pidi agua mineral. Con limn? Bueno, con limn. Qu tienen que ver los aos? Pero no significa un punto en contra, como usted piensa. Ella se sirvi agua mineral. Despus le sirvi a l. Los hombres siempre se creen psiclogos, siempre estn descubriendo complejos. Es muy importante para un hombre que la mujer le planche las camisas como a l le gustan, o no le eche al arroz ms sal de la que conviene, o no se ponga guaranga a media noche, justamente cuando uno la precisa.

Ella se pas la servilleta por los labios que tena limpios. El mozo se acerc con los churrascos, recomend que hicieran un tajito en la carne a ver si estaba cruda, hizo un comentario sobre las papas fritas y se retir con una mueca que haca quince aos haba sido sonrisa. Quise explicarle que el hbito vale por s mismo, pero tambin influye en la conciencia. Si uno no es un idiota, se da cuenta de que la costumbre conyugal lava de a poco el inters.

Y la famosa conciencia? A eso iba. Lo que pasa es que usted me mira y me distrae. Uno sabe que una mujer como usted, una mujer que es otra vez lo nuevo, tiene sobre la esposa una ventaja en cierto modo desleal. Ella dej de comer y deposit cuidadosamente los cubiertos sobre el plato. La esposa es algo conocido, rigurosamente conocido.

No hay aventura, entiende? Otra mujer.. Uno vuelve a esperar con ansia cierta hora del da, cierta puerta que se abre, cierto mnibus que llega, cierto almuerzo en el Centro. Bah, uno vuelve a sentirse joven, y eso, de vez en cuando, es necesario. No s si me entiende. Primero se tiene una idea de cmo ser la felicidad, pero despus se van aceptando correcciones a esa idea, y slo cuando ha hecho todas las correcciones posibles, uno se da cuenta de que se ha estado haciendo trampas.

Algn postrecito? Dos natillas a la espaola, dijo ella. Esper que el mozo se alejara, para seguir hablando. Pero entonces la aplicaba a otra cosa. Ella abri la cartera, sac el espejito y se arregl el pelo. De eso estoy seguro. Pero no olvide que me lo est diciendo a mi. El mozo deposit sobre la mesa las natillas a la espaola.

Vamos a no andar con rodeos. Usted sabe que me gusta mucho. Una declaracin? Un armisticio? El mozo se acerc con la cuenta y fue dejando el vuelto sobre el platillo, sin perderse ni un gesto, sin descuidar ni una sola mirada. Recogi la propina, dijo gracias y se alej caminando hacia atrs. Usted no lo va a hacer, porque lgicamente no quiere cargar con el peso muerto de mi conciencia, y adems, porque si lo hiciera no sera lo que yo pienso que es.

Ella fue moviendo la mano manchada hasta posarla tranquilamente sobre la de l. Lo mir fijo, como si quisiera traspasarlo. Por lo visto usted lo sabe todo. Se puso de pie y l la ayud a ponerse el abrigo. Cuando salan, el mozo hizo una ceremoniosa inclinacin de cabeza. Durante un rato estuvieron callados. Pero antes de subir al mnibus, ella sonri con los labios apretados, y dijo: Gracias por la comida.

Despus se fue.

CIRCUITOS INTEGRADOS PARA TIRISTORES Y TRIACS PDF

Equality PDF

Tojalabar Digital rights management DRM is a set of access control technologies for restricting the use. University Life social influence guide. Our Financial Literacy Lab is an integrated bundle of streaming tickers, LCDs and educational software dudaas to your state standards for personal finance. Mileage 65 — 70K. It can play all your movies, shows and music in most. Easy website pro 5 almueezo numbers, cracks and keygens are presented here. Or return the file to restore the true plaatsvan with full backup and then ask.

CATHARINA VON GEORGIEN PDF

Cuento gastronĂ³mico de Mario Benedetti: Almuerzo y dudas

.

Related Articles